Últimamente me doy cuenta de que el SEO está en auge. Me explico, es cierto que las técnicas de posicionamiento en buscadores han existido desde mediados de los 90, lo que viene siendo más de 25 años atrás, pero también es cierto que

creo que estamos viviendo un cambio sustancial en el posicionamiento orgánico. El motivo no es otro que la toma de conciencia por parte de las compañías de todos los tamaños y tipos de la importancia de aparecer en los primeros puestos en los resultados de búsqueda.

Hagamos un poco de historia

En 1994 nacía Lycos, el primer buscador en Internet de la historia; en los años siguientes fueron apareciendo nuevos buscadores (Yahoo, Altavista…) y los webmasters comenzaron a ser conscientes de la importancia de la optimización de los elementos de cada sitio web. De hecho, en aquel momento eran los propios webmasters los que se encargaban de todos los aspectos técnicos de los sitios y fueron ellos quienes comenzaron a poner en práctica las primeras estrategias de SEO-on-page.

En 1998 entra en escena Google. A partir de este momento cambia el orden en que las páginas web aparecen en los resultados de búsqueda. Hasta entonces el resultado de una búsqueda dependía de la optimización de los factores internos de las páginas web, desde que Larry Page y Sergey Brin crearan Google el factor más relevante en las SERPs (páginas de resultados de búsqueda) sería la cantidad de enlaces externos que conducían hacia una determinada página, además de otros factores externos a la propia web. Son los inicios del SEO-off-page. En 1999 nace, también desde Google, un indicador que ha sido crucial hasta hace muy poco, el PageRank, una serie de algoritmos que indicaban la relevancia de cada sitio web.

¿En qué punto estamos ahora?

Ha llovido mucho desde entonces y, aunque hay muchos otros buscadores, actualmente Google es el más utilizado del mundo. En todo este tiempo el famoso buscador ha ido actualizando sus criterios (en realidad Google va modificando sus algoritmos cada 18 horas aproximadamente), en 2011 llegó Panda y posteriormente Penguin y Hummingbird (o colibrí). Y en estas estamos.

Conocer los criterios exactos que Google utiliza a la hora de mostrar las SERPs no está al alcance de nuestra mano, no obstante sí que podemos ir conociendo con cada actualización qué factores principales van a tener más relevancia o a perderla.

SEO-on-page y SEO-off-page

Al final me he extendido un poco más de lo que tenía previsto pero me parecía importante para llegar a comprender los diferentes tipos de posicionamiento que existen, y cómo hemos llegado hasta ellos a lo largo de los años. Los dos diferentes tipos de posicionamiento en buscadores que existen los hemos nombrado de pasada a lo largo del artículo y son:

  • SEO-on-page, o el trabajo que se lleva a cabo dentro de la propia página web y que podemos controlar.
  • SEO-off-page, o el trabajo externo a la página web y responsable en gran medida de la autoridad de la misma.

De la correcta combinación de ambos depende la posición que una determinada página web va a obtener en los resultados de búsqueda. Actualmente el SEO-off-page es más determinante que el interno, no obstante, lo ideal sería llevar a cabo una estrategia que combine ambos tipos de posicionamiento para obtener los mejores resultados, en este post de Neil Patel podéis conocer cómo llevar a cabo una auditoría de vuestras páginas web así como otras técnicas de SEO avanzado.

Factores SEO-on-page

El cometido principal de este tipo de posicionamiento es facilitar el trabajo de indexación a Google, es decir, queremos que Google nos encuentre facilmente ¿no? Pues para ello hay que prestar atención a:

  • Título de la página
  • Etiquetas y meta-etiquetas
  • Palabras clave
  • Estructura de las direcciones URL
  • Encabezados
  • Etiquetado de las imágenes
  • Tipos de enlaces (no-follow y follow)

Factores SEO-off-page

Este tipo de posicionamiento sirve para determinar la verdadera autoridad y relevancia que un sitio web tiene para Google, es decir, queremos gustar a Google ¿no? Pues para ello es fundamental el trabajo realizado con:

  • Enlaces entrantes (backlinks)
  • Comentarios en blogs y foros
  • Guest blogging
  • Redes Sociales
  • Artículos promocionados

Bueno, creo que hemos dado un pequeño repaso al SEO desde sus inicios, espero que os haya parecido interesante.

¡Nos leemos pronto!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: